Esclava ¿virtual?

Soy Rosa, soy mujer felizmente casada, 34 años, cuerpo delgado con senos firmes, bien formados y con las aureolas redonditas, marcando mis pezones, un culo respingón, una altura 1,75 con largas y duras piernas, y chochete bien aseado con la matita de pelos justa para cubrir mi raja.

Sexualmente mantenía relaciones muy normales con mi marido que adoro. Pero empece a navegar por Internet, a ver las paginas de contactos y me llamo la atención uno de los anuncios del apartado sumisión y Dominación, en el cual se ofrecía: AMO exigente se ofrece para dominarte con morbo y diversión a la vez que me comprometo en convertirte en la esclava más sumisa.

Decidí tontear enviándole un mensaje. Le escribí de manera muy sumisa que deseaba ser su aprendiz. Me envío sus normas las cuales decidí aceptar y a contestar a ciertas preguntas, pero antes me pidió que me desnudara completamente y que fuera detallándole cada una de las partes de mi cuerpo, insistió en tetas culo , coño y boca y que fuera lo más explícita posible:

ESO HICE: MI CUERPO: Mis tetas: Están muy erguidas, con las aureolas rosadas y algo abultadas (como las de una adolescente) apuntando al cielo y los pezones sobresaliendo ligeramente. No son globitos como las de silicona, sino más redondeadas por la parte inferior que por la superior y se bambolean suavemente cuando camino.

Mi culo. Respingón con forma de corazón con un tamaño proporcionado a mi cuerpo delgado. Su tacto es suave, duro y firme y si separando las nalgas está mi estrella rosada y apretada aún virgen .

Mi coño. Lo llevo depilado dejando el triángulo del monte de Venus, así que se aprecian claramente los labios mayores, perfectamente simétricos. Si los separo, la piel es de un rosa profundo y brillante, y ahí están los labios menores con la perlita asomando indecente allí donde se unen los labios menores, y más abajo separándolos la entrada de mi cueva, a simple vista estrecha pero adaptable a los diversos tamaños de verga. Cuando me excito se me hinchan y separan los labios menores y los fluidos de mi vagina empapan tanto mi coñito como mi culito llegando a humedecer las braguitas.

Mi boca: labios carnosos y suaves, dientes alineados, lengua juguetona.

A mi amo le gusto la descripción y me envió las normas y algunas preguntas:

NORMAS: 1-Nunca mientas. Si algo no puedes hacerlo tu amo puede ser comprensivo, y cambiártelo por un castigo.

2-Tienes libertad sexual, pero debes informar a tu amo de todo lo que hagas. A partir de hoy tu coño, tu culo, tus tetas, tu boca,… toda las partes de tu cuerpo están vigiladas por tu amo. Y debes informarme, de cualquier cosa que les suceda. 3-Respóndeme a algunas preguntas que me ayudarán en construir fantasías a tu medida:

1-¿Con qué frecuencia te masturbas y como? Me masturbo cuando me siento cachonda, prácticamente dos o tres veces a la semana. Suele ser en la ducha, acariciándome el sexo mas concretamente la zona del clítoris me imagino en presencia de hombres mirándome y sobándome.

2-¿Cuándo fue la última vez que tuviste una polla en la boca? El fin de semana pasado. La de mi marido, le encanta que se la chupe y yo se lo hago encantada.

3-¿Tienes algún vibrador? NO

4-¿De donde eres? Madrid

5-¿Cual es la experiencia más fuerte que has tenido? Con 26 años una pequeña “orgía” en una tienda de campaña con una pareja de amigos, íbamos un poco borrachos y al acostarnos nuestros novios empezaron , que “hoy dormimos todos en pelotas, nos costo muchísimo a ambas pero (habia muy poca luz) y con el cachondeo acabamos los cuatro desnudos y cada uno con su respectiva pareja sobándonos pero al apagar la luz de gas, empezaron sobeteos por todos los lados y acabe chupándole la picha a nuestro amigo, por supuesto que pensando que era la de mi novio, pero por tamaño y porque mientras mi novio introdujo la suya en mi vagina, deduje que se la estaba mamando a nuestro querido Paco. Al final hubo ración para todos ya que mi novio (el que es mi marido hoy) me reconoció que Eva se la habia chupado.

6-¿Estas casada? o ¿vives sola? Casada 7- ¿ Te gusta el morbo? El exhibirte? El ser humillada? Sin dolor, ME ENCANTA.

Fueron pasando los días y me ponía PRUEBAS que debía de cumplir a rajatabla:

LA PRUEBA:

Escoge unos grandes almacenes. Antes de salir, tras una ducha , mírate desnuda al espejo. Dile a tu coñito “Compañero vamos a calentarnos”. Ponte una falda y unas bragas normales, pero mete en el bolso un tanga. (Espero que tengas y si no hazte con uno para la ocasión). No te pongas sujetador y procura que se te marquen los pezones. Dirígete a la sección de bañadores. Emplea tiempo en escoger lo que buscas aprovechando para fijarte en los dependientes. Escoge el que imagines que tiene la polla más grande. Busca unos bañadores finos y ajustados y escoge expresamente una talla más pequeña de la que gastes. Habla con el dependiente. Dile que vas a probártelos. Sonríele e intenta que se fije en tus pezones. Pasa al probador. Cuando estés dentro súbete la faldas y mírate el culo en el espejo. Bájate las bragas pero no te las quites. Agáchate para verlo bien. Ponte el bañador asegurando que te quede lo bastante ajustado para se noten las bragas. Pellízcate los pezones para que se no! ten duros. Entonces sal a buscar al dependiente para pedirle una talla más de bañador. Asegúrate que se fija en tus pezones (ahora duros). Cuando te de la siguiente talla, di algo así como “La verdad es que me gustan como me quedan estos. Espere que me los voy a probar con el tanga”. Y corre al vestuario de nuevo. Quítate las bragas y ponte el tanga. (Si puedes aumentar la tensión vuelve a salir para que compruebe que te los has probado con el tanga, si no continua) Vuelve a vestirte. Pero no te quites el tanga. Coge las otras bragas en la mano disimuladamente hechas un ovillo. Devuélvele los bañadores al dependiente y procura que se fije que llevas las bragas en la mano porque las metes en el bolso delante de él. En todo momento fíjate disimuladamente en su polla. Hazte una imagen de cómo es. Cambia pitando de planta. Escoge otra con probadores y métete en uno . Ahora piensa en la polla del dependiente tócate el clítoris. Decide dónde te gustaría que te la metiera, e imagina ! que te ha seguido por los almacenes, que se abre bruscamente la puerta del probador , que te pilla con el dedo en tu coño y que comienza a follarte… Fantasea y mastúrbate. No es necesario que te corras pero si lo haces me gustaría y te correspondería con dos pajas seguidas. Después sal vuelve a casa y cuéntamelo.

PRUEBA REALIZADA: Hola Amo , Para pasar la prueba he estado pensando todo el fin de semana, excitándome por adelantado y pensando en donde podría cumplirla mejor todos los puntos de la prueba, ya que no en todos los sitios te atienden y se quedan atentiendote a menos que sea una boutique, pense en el Corte Ingles pero no siempre se quedan y además suelen ser mujeres . Pense en varios centros comerciales La Vaguada podía ser bueno ya que con ir mirando una por una las boutique hasta encontrar una con un hombre.

De repente me acorde de un centro comercial a cuarto de hora de casa yendo en coche, en el cual hace poco en una tienda me compre un sujetador pero también vendían bañadores y pijamas y lo más importante es que el que me atendió fue un señor que me imagino sería el dueño.

Ahora son las 11 y cuarto y acabo de llegar y estoy ansiosa por contarte como he cumplido con la prueba: Hoy a las 9 AM salgo de la ducha y me empiezo a secar, me quedo mirándome en el espejo bajo la mirada hasta mi coñito y le digo “Compañero vamos a calentarnos” y es que aquí empieza la prueba.

Me empiezo a vestir, me pongo lo primero mis bragas blancas son muy cómodas de algodón, altas y que tapan bien la nalga. Cojo la camiseta que he elegido, que no es otra que la que más se ajusta al cuerpo es azul celeste y al ponérmela doy cuenta que se me marcan mucho las tetas diría yo que demasiado, ya que mis pezones resaltan un montón. Miro por si tengo otra camiseta pero las otras ya son todas normales y asumo que he de ir así. Me pongo una falda blanca que hace mil años que no me ponía, no tenia otra ya que si no tenia que ser un vestido e incumpliría una de las normas de la prueba. Me pongo unas chanclas cojo el bolso en el que previamente meto mi tanga blanco así como una chuleta de todas mis obligaciones de la prueba ya que no quería que se me olvidase ninguna.

Vestida de esa guisa y procurando que nadie conocido me vea, cojo el coche y voy al centro comercial, lo aparco en el parking y entro en el centro; es pronto y esta medio vacío, doy una vuelta para ver si veo otra tienda quizás mas apropiada para la prueba, hay una de deporte y empiezo a imaginarme pidiéndoles un pantalón para hacer gimnasia o algo así … pero no me convence y además las que atienden son chicas. Llegó a la tienda me encuentro que acaba de abrir y que esta solo el hombre que recordaba. Unos 40 años, alto, delgado nariz aguileña la verdad que nada guapo y el típico dependiente serio, pero al imaginármelo sexualmente no sé porque me daba bastante morbo igual porque no me llamaba nada la atención físicamente y como hombre desde luego no era mi estilo pero igual por eso me lo imaginaba sexualmente distinto y me daba mas morbo.

Al entrar me puse un poco nerviosa (tipo dolor de estomago cuando los exámenes) pero no era plan de pasearme mucho tiempo vestida así y quería cumplir con la prueba YA.

Total si no funcionaba ya me iría a otra tienda a probar suerte.

Nada mas entrar me sonrío y me dio los buenos días dejando de doblar unos pijamas que tenia encima del mostrador, yo correspondí de igual manera diciéndole que quería ver bañadores de la talla 36 yo uso 38, me indico bikinis y le dije que quería bañador, me indico donde cogerlos, cogí lo mas sexis, una rojo y otro azul, los que tienen la espalda al aire y enseñas las nalgas casi al completo y el escote es exagerado, le pregunte si podía probármelos, me abrió la cortina del cambiador y me ofreció pasar. La verdad que no sé si se fijo en mis tetas, juraría que sí, ya que con solo mirarme podía sin ninguna complicación ver mis pezones marcar la camiseta.

Una vez dentro revise los pasos a seguir, todo iba bien y decidí concentrarme en la prueba y olvidarme de la chuleta, eso si antes cumplí con un paso mas de la misma: me subí la falda y me baje las bragas hasta las rodillas, resbalándose ellas mismas hasta mis tobillos, me di la vuelta, me separe con ambas manos las nalgas y me agache para observar mirando en el espejo mi agujerito negro. Una vez observado mi ano, me volví a subir las bragas y como sabrás, los bañadores se prueban ( por lo menos los de las mujeres) con las bragas puestas, esto como medida de higiene, eso hice pero el bañador era tan pequeño que casi no podía ponerme las hombreras, por supuesto se me salían las bragas por detrás e incluso algo por delante, no sabia si ponerme directamente el tanga.

Tenia las tetas aplastadas, me metí una mano por el escote por cierto con mucha facilidad por lo amplio del mismo y me masajeé y pellizqué los pezones para que se me notasen más tiesos y puntiagudos.

Entonces salí, el hombre seguía doblando los pijamas pero nada mas verme se acerco y me pregunto que ¿ Qué tal ¿ se me quedo mirándome, yo entre cortada nerviosa y lanzada le dije que me estaba justo, pero que me encantaba el modelo. Él estaba mirándome la verdad que se me marcaba ya no solo las tetas y mis pezones que por supuesto tuvo que ver si no todo mi cuerpo quedaba marcado incluido nalgas y chichi quedaban marcados por lo prieto del bañador, me dijo que pensaba que me quedaba pequeño y me ofreció la 38 y fue cuando le dije “ si pero espera un momento es que me lo voy a probar con un tanga que traigo porque como estas bragas no me hago a la idea” no me dio tiempo mirarle la cara ya que me gire directamente dejando ver mi espalda y mi culete con esas bragas por fuera, lo único que escuche fue:” de acuerdo mientras te busco la talla 38 para que también te la pruebes. Ya dentro me quite el bañador, me dejo en los hombros marcas de los tirantes, me ! quite las bragas quedando de nuevo desnuda y cogí mi tanga me lo puse y después el bañador. Ahora si que no se veía nada, solo se veía mas de media nalga en cada lado, quedaba por debajo super sexi, por arriba, seguían mis tetas despachurradas. Cogí las braguitas y salí con ellas en la mano. Él estaba esperándome con una talla 38 del mismo bañador: se me quedo mirando y fue cuando le mire disimuladamente el paquete, parecía normal, pero no podía ser, porque se notaba en el ambiente algo rarismo algo muy excitante y morboso y por narices que el también lo tenia que estar notando. dijo: ¿ Que le parece? Aunque creo que le sentara mejor este. Me di la vuelta y sentí como clavaba su mirada en mi culo además seguro que vio las bragas en mi mano, le dije que igual tenia razón y le cogí de la mano el de la talla 38 y al sentir el contacto casual de su mano me excite muchísimo me probé el de la talla 38 y me quedaba muy bien, es mas me lo he comprado. Salí ya vestida y devolvié! ndole el de la talla 36 en la misma mano en la que llevaba mis bragas que después y delante de el metí en el bolso, le mire el paquete todo parecía seguir igual, no sé porque me lo imaginaba con una polla muy gorda pero flácida y que en erección seria un autentico pollón, ahora era era imposible que se hubiera quedado impasible ante tal provocación por mi parte, pero la verdad que bulto bulto no habia. Le pague el bañador. Me fui a la planta superior en otra de las boutique esta ya de todo tipo de ropa, me cogí dos vestidos cualquiera eso si de mi talla y me metí en el cambiador, que también era con cortinas, allí me desnude completamente empece a pensar en la posible polla de aquel hombre y ya un poco mojada empece a tocarme ligeramente el clítoris, estaba aun nerviosa, pero me puse a pensar con los ojos cerrados y sentada con las piernas bien separadas frente a la cortina, pensando en que en cualquier momento aparecería aquel hombre pero esta vez totalmente desnudo, arrancando la cortina, con una picha erecta argumentando que yo le habia provocado y que me merecía un castigo obligándome a chupársela, estaba ya muy excitada, ya que además temía que en cualquier momento se abriera de verdad las cortinas por cualquier despistada y me encontrara totalmente despatarrada y extasiada costándome dejarlo decidí acabar y relajarme para poder vestirme y volver a casa.

Pero no todo era tan facil, me exigió en una prueba que hiciera participar a mi marido y me negué en rotundo, argumentándole que yo era su esclava.

Lo entendió pero me envío un castigo:

CASTIGO: Desnúdate despacio, pensando “he sido desobediente y voy a pagar por ello”. – Coge una silla y colócate frente a un espejo. Separa tus piernas. Estate quieta cinco minutos sólo mirando tu coño, y pensando que tu amo es quien lo está mirando pero no piensa tocártelo.

-levánta y acércate al espejo. Pon la punta de tus pezones sobre el espejo , nota el frescor y restriégalos hasta conseguir que se te pongan duros. (No los toques). -Vuelve a sentarte y sube los pies en la silla. Separa mucho las piernas .Coge tus labios cada uno con una mano y ábretelo. Ábrelo mucho mientras repites en voz baja “Soy una guarra desobediente. Aquí tienes mi coño amo”.Repítelo 10 veces -Piensa en alguna fantasía que te excite sin dejar de abrirte el coño y cuando te notes excitada, date la vuelta. Mójate el dedo corazón con el flujo de tu coño y métetelo profundo en el culo. No protestes. Deja el dedo dentro al menos tres minutos, moviéndolo suavemente y pensando ” mi amo me está castigando por desobediente y le ha ofrecido mi culo a su sirviente. Me está dando por el culo y lo tengo merecido” Después vuelve a mirarte en el espejo.

ASI CUMPLI EL CASTIGO:

HOLA AMO ya he cumplido tu castigo.

Primero espere quedarme sola en casa y como mínimo disponer de una hora cosa que ocurrió cuando mi marido salió para jugar al tenis.

Tal y como me ordenaste me fui desnudando despacito y pensando que habia sido desobediente y que tenia que pagar por ello”.

Antes de empezar ya habia colocado una silla del salón en el dormitorio frente a un espejo que llega hasta el suelo, para probar me senté .

Una vez totalmente desnuda y frente al espejo me senté y separe las piernas. Me notaba muy extraña enseñándote mi cuerpo desnudo y con tanta claridad mi sexo que lo tenia expuesto y entre abierto.

Estuve quieta unos cinco minutos mirándome el coño con ganas de tocarme y pensando que tu eras quien lo estabas mirando, ya me notaba excitada. Me levántate y pegue mis tetas al espejo empece a restregarlas y con el fresquito y el tacto del cristal se me pusieron rápidamente los pezones erectos y duros tenia unas ganas locas de apretar mis senos, pero me lo tenias prohibido y no lo hice.

Me volví a sentar y subí mis pies descalzos al borde de la silla, quedando un poco inclinada hacia atrás, Ya de esa manera podías observar a la perfección mi rajita rosita con mis dos labios e incluso un poquito mas abajo podías ver mi ano, me separe las piernas todo lo que puse me cogí los labios cada uno con una mano y los separe, dejando ver mi clítoris y apriendose mi agujero quedando bien abierto ante TI :dije 10 veces :”Soy una guarra desobediente y aquí tienes mi coño Amo” No tuve necesidad de pensar en ninguna fantasía ya que estaba ya muy excitada y mi coño muy mojado esto estaba siendo realmente una fantasía bestial..

Ahora venia lo peor y lo que más temía, pero quería cumplir el castigo.

Nunca me habían introducido nada en el ano, vamos que era virgen, antes de empezar y consciente de que me costaría mucho, me coloque al lado un tarro de crema nivea, me unte un poco en la entrada del ano y tras mojarme el dedo corazón con el flujo ya abundante de mi coño , fui hacia la entrada de mi culo y despacito fue el dedo deslizándose dentro del mismo, sentía calor, asco, dolor humillación, no se un cumulo de cosas. Estuve un buen rato 3 o 4 minutos moviéndolo suavemente y pensando ” mi amo me está castigando por desobediente y le ha ofrecido mi culo a su sirviente. Me está dando por el culo y lo tengo merecido” Después cuando saque el dedo, me observe el ano que se quedo un poco enrojecido y algo entre abierto , sentía vergüenza, pudor pero no dolor. Me fui a lavar las manos y al entrar al baño me tuve que duchar para relajar esos nervios, pero contenta de haber cumplido tu castigo.

Y ESTE JUEGO SIGUIO Y SIGUIO, PERO ESO YA ES OTRA HISTORIA.

HASTA PRONTO

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *