Futbol en la playa

Agosto del 2000 Islas Canarias: Hola me llamo Nico y a continuación les narraré lo que me sucedió este verano, para empezar me describiré. Tengo 16 años, mido 1,76 m, delgado pero fibrado, tengo el pelo corto castaño, ojos marrones y algo de pelo en el cuerpo.

Ese día me dirigí como casi todos los días a la playa, allí me encontré a mi primo Daniel que se encontraba junto a algunos amigos en la playa. Yo nunca me había sentido atraído por hombres y menos por un primo, pero Daniel me causaba una especie de admiración. Daniel se puede decir que es perfecto,tiene 19 años,pelo castaño claro algo largo, ojos verdes, cuerpo musculado, no es un “musculitos”, pero se le notan todos y cada uno de sus musculos y algunos bastante, tiene unas piernas musculosas con algo de vello y vello en el pecho y del ombligo una linea de vello que se esconde en sus pantalones y su piel bastante bronceada.

Me dirigi hacia donde se encontraba y estuve un rato charlando con el. Al rato sus amigos decidieron jugar al futbol y yo me apunté. Jugué en el equipo contrario y como es logico tenia que intentar quitarle el balón, por lo que varias veces me rozaba contra su sudoroso cuerpo. Viendolo de esa manera con su cuerpo resplandeciente por el sudor y el sol bronceando sus musculos se me empezó a agrandar el paquete, algo que él creo notó. Tras varias horas jugando, eso si haciendo varios descansos para darnos un chapuzón, sus amigos comenzaron a irse y a quedarse la playa vacía, hasta que quedamos el y yo, estuvimos hablando de nuestras cosas que si la tia que nos gustaba, las primeras relacuiones sexuales y como fueron (cosa que yo me inventé porque era virgen). Llegó un momento que vi que su paquete crecía y no pude remediar el fijarme en él, después giré la cabeza y vi que el me miraba a loa ojos, yo no supe que hacer y reccioné tirándolo arena a la cara, no sé por qué hice eso , ! pero lo hice. Inmediantamente salí corriendo y él detrás mia para tirarme arena a mi, corrí, pero él se me tiró encima y caí de boca a la arena y él a espaldas mias, de forma que su paquete estaba justo encima de la raja de mi culo, algo que al parecer le agradó porque no se quitó, su paquete seguía creciendo y yo notaba en mi culo algo descomunal y muy caliente, tener su cuerpo encima mio hizo que me pusiese a tope por lo que empecé a mover mi culo de forma de que su paquete se restregase contra él. Poco después ya no era yo solo el que me movia sino que Daniel ayudaba bastante. Tan cachondo como estaba me di la vuelta y agarré su redondo,pequeño y prieto culo contra mi, quedando nuestras pollas apretadas y separadas tan sólo por los pantalones, él me miraba fijamente a los ojos y respirando entrecortado debido a la excitación del momento, yo sin dudar me acerqué su boca a la mia y le metí la lengua hasta la garganta, aunque él no fue menos, luego le bese el cuello, sus ancho! s hombros, sus pezones, mientras él me besaba el cuello,luego lo empujé a él sobre la arena y seguí besandole, bajando hasta llegar al ombligo donde estuve mas tiempo, después ignoré su paquete y fui hacia sus musculosos muslos, cubiertos de una fina capa de vello, los chupé y seguí bajando hasta que tras haber pasado un buen rato besando sus piernas le quité el pantalón del cual asomó una colosal verga de unos 22cm acompañada de unos cojones gordísimos, sin mediar palabra pero tras mirarle a los ojos y descubrir en su mirada que pedia una mamada a gritos, me meti lo que me cupo de ese monstruo y empecé a chupar golosamente, Daniel quiso que me diese la vuelta para poder disfrutar el tambien de mi polla de unos 18 cm, me quitó el pantalón y comenzó a mamarmela, en esa magnífica posición de 69 segui mamandole el pollón, sus hermosos huevos, y chupandome los dedos comencé a metérselos, algo que le gustó bastante ya que se corrió en mi boca, pero su leche se me desbordó y me i! nundó la cara, al correrse así de pronto me corrí yo en su cara, tras recobrar el sentido se dirigió a mi boca y me dio un dulce morreo, nos dimos un baño para quitarnos la arena, el semen y el sudor y nos despedimos. Tras esa tarde no lo he visto muchas veces ya que el tiene novia y yo tambien. La ultima vez que lo vi me dijo que no se avergonzaba de nada, y que le encantaba pero no quería repetir porque no era gay sino era el probar algo nuevo, a lo que yo me mostro totalmente de acuerdo. No soy gay, pero recomiendo probar la experiencia al menos una vez.

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *