La ricura de primita que tengo¡¡¡

Todo comenzo cuando ella tenía 16 años y yo 18, yo le tenía muchas ganas a mi prima Alejandra y esto me llevó a planear el como me la iba a hechar a la muela. Decidi imprimir unos que otros relatos eróticos el día antes que ella viniera a mi casa. Cuando el día llegó y yo tenía todo listo lleve a mi prima a un lugar donde estuvieramos solos diciendole que le iba a mostrar unas cosas que me habían dado unos amigos a lo cual ella aceptó. Le dije que mirara los relatos que me habían dado y ella con voz nerviosa me pregunto: Que relatos?. Yo sin explicación le dije que solo los leyera lo cual empezó a hacer. De pronto ella puso una cara de admiración hacia mi a la vez de exitación, tanto que me hice el que no veía nada y me fuí a donde ella no me viera pero donde yo veia todo; pude apreciar como mi primita se pasaba la mano suavemente por sus deliciosos senitos y luego la bajaba a su vagina. Creo que estaba muy exitada, se desabotonó el pantalón y se metía la mano mientras seguía leyendo, cuando creí que era conveniente, entré a la habitación donde estaba sin que se diera cuenta, en verdad Alejita estaba muy caliente entonces rompí mi temor y le pase mis manos sobre sus senitos, acto en el cual ella quedó completamente fria y no se movió para nada, entonces le pregunté: te gustó?. Ella solo dijo que no había terminado de leer, pero yo le dije que yo había visto todo, y le pregunte: que pasaría si yo te empiezo a acariciar tu cuerpito? ella solo dijo no se tal vez nada, pero su exitación despues de un tiempo volvió, y se volteó hacia mi y dijo: vamos primito complaceme, satisfaceme¡ mientras suspiraba lentamente, yo sin esperar empece a besarla desenfrenadamente a lo cual ella respondio satisfactoriamente. Cuando le estaba besando su cuello ella cogió mi mano y la puso en sus senitos deliciosos a lo cual mi pene respondio y se erectó en menos de nada. Le empece a quitar la ropita que llevaba hasta que quedó solo en una menuda tanguita y un sosten muy rico. Ella hizo lo mismo con migo me dejo en lo minimo, en boxer. Empezo a frotar mi pene complacida meintras yo acariciaba sus senos y besaba sus sensuales labios. Fue entonces que empece a bajar lentamente besando su hermoso cuerpo y con mis manos le fui quitando el sosten para ver sus pezones duritos y sus senitos firmes, luego fui bajando su tanga lentamente hasta arroarla lejos del lugar, empece a lamerle el clitoris a lo cual ella jemía de placer y solo decía: mas primo, mas primo¡. Luego de que a ella le llegara su primar orgasmo, yo la puse en posición y le abrí las piernas muy bien para poder penetrarla y ella solo dijo: no dudes, metemelo ya porfa ya no me hagas esperar, primito dame duro¡. Yo la penetre y ella dio un grito agudo de placer y me volteo y empezó a mover su cadera muy delicioso hasta que se me vino y eyaculé dentro de su vagina, así lo repetimos unas 4 veces. Luego la puse boca abajo y me dijo que anal le exitaba mucho que no dudara en hacerlo, orden que acaté inmediatamente, se lo introduje por el ano y volvió a gritar, lloraba de dolor y de placer, sabia que eso a mi me gustaba. Pero todavía no quedabamos satisfechos, entonces volvimos a hacerlo oral y luego vaginal. Desde ese día mi prima Alejandra y yo hacemos el amor siempre que nos vemos, hemos hecho poses que nunca nos imaginamos, la verdad disfrutamos mucho el sexo¡¡¡

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *