MI JARDINERO

Hola mi nombre es Sergio tengo 39 años de edad y voy a contarles que empece a tener relaciones hace 20 años con mi hermano que es 1 año menor que yo, pero esa es otra historia, mis padres murieron y mis hermanos se fueron a vivir a otra ciudad, así que me quede a vivir solo en esta ciudad, pues como soy un poco tímido casi no tengo amistades y menos tuve una novia así es que soy soltero. Me compre una pequeña casa que tiene un pequeño jardín al frente y otro dentro de la casa.

Hace alrededor de 5 años iba llegando a la casa, venia del supermercado, cuando estaba abriendo la puerta de la casa se me acerco un hombre y me preguntó que si no necesitaba a alguien para arreglar el jardín, que este estaba muy descuidado, diciéndome que el lo podía arreglar, le dije que estaba bien que regresara el fin de semana. Efectivamente así fue, llego un sábado por la mañana arreglo el jardín de la fachada y el interior.

Nos quedamos de ver cada cuatro semanas, y así estuvo durante un año aproximadamente, cuando llegaba empezaba a cortar el pasto y los arbustos de la fachada y después hacía lo mismo con el interior, cuando terminaba lo se quedaba desayunar y se iba.

Hasta que en una ocasión que hacía mucho sol se quito la camisa dejando su torso desnudo, no era muy atlético, no tenía panza y tenía un poco de vello, no se porque pero me llamo mucho la atención, no dejaba de mirarlo a través de la ventana, me desconcertó, cuando termino su trabajo entro a la casa se puso la camisa, desayuno y se fue.

Se quedo en mi mente su imagen no podía quitármelo de la mente, con el único que había tenido relaciones gay era con mi hermano, nunca ningún hombre me había llamado la atención, esa noche me masturbe para calmar mi calentura.

Las cuatro semanas de espera se me hicieron eternas, esperaba ansioso que llegara, quería que se quitara la camisa cuando empezara a trabajar. Efectivamente llego, empezó a trabajar, cuando termino el jardín principal pasó el jardín interior y oh belleza dentro de la casa se quito la camisa, lo tenía enfrente de mí, no podía evitar mi desconcierto, se fue a trabajar, no dejaba de mirarlo, él lo sabía, porque volteaba a verme también, cuando termino de trabajar paso a la casa, diciéndome hace mucho calor, así es efectivamente le respondí, me permite pasar a su baño a bañarme? Claro le conteste estas en tu casa.

Cuando termino salió sin camisa nos sentamos a desayunar, desayunando frente a frente no le quitaba la vista de enfrente, trataba de entablar una conversación, para desviar la atención, que si el clima, que si el futbol, que si las mujeres, pero me era muy difícil no le podía quitar la vista de enfrente y el lo sabía, terminamos de desayunar se despidió y se fue.

En la siguiente ocasión paso exactamente lo mismo se baño y sentó con el cuerpo desnudo, desayunamos y se fue.

Pero para la siguiente ocasión me pregunto que si se podía bañar claro que si le respondí, cuando se estaba bañando abrió la puerta y pregunto ¿No te quieres bañar conmigo? No me lo dijo 2 veces claro que si me baño contigo
Inmediatamente me desvestí y me metí al baño, el ya me esperaba con una gran verga parada, me metí a la regadera, lo abrace nos entrelazamos y nos empezamos a acariciar un rato después lo solté me hinque y le empecé a mamar esa sabrosa verga hace muchos años que no tenía una, empecé a mamar como loco, entonces me dijo tranquilízate, porque me vas a hacer que me venga muy rápido hace mucho que no estoy con alguien, entonces le baje el ritmo, ¿te gusta verdad? Demasiado le conteste, me unto jabón en el culo y yo le unte jabón en la verga cuando ya estaba listo, me dijo muy cariñosamente, te la voy a meter poco a poco, si te duele me dices, no te preocupes papacito, la empezó a meter muy cuidadosamente, poco a poco, el dolor era un poco fuerte pero aguantable, hasta que la metió hasta el fondo, hasta que nos convertimos en uno solo, entonces empezo a meter y sacar su hermoso émbolo, era algo increíble, quería que eso nunca se acabara, hasta que se vino, empezó a gemir ahhhhhhhh, sentía como su hermosa verga explotaba dentro de mí, era la primera vez que recibía su semen, nos quedamos un rato quietos, fue algo increíble, en ese momento gire el cuello hacia mi jardinero le tome la cara y dándole un beso le dije “los declaro marido y mujer”, él nada mas sonrió

Después de una rato nos dirigimos a la recamara tomados de la mano, cuando llegamos me hinque nuevamente, no aguante más y me la volvi a poner en la boca, se la empecé a mamar lentamente, hasta que me dijo, voltéate muñeca ahora me toca a mi, si andaba caliente con esta palabra me subió al cielo a lo más alto, claro que si mi rey lo que tu digas, me empezó a besar y a acariciar las nalgas, con una delicadeza increíble, después tomo la crema que estaba sobre el buró y me la empezó a untar, en todas las nalgas y finalmente en el culo, nuevamente recibía esa hermosa verga hasta que volvió a venirse en mi, trato de sacarme su linda verga pero le dije que se esperara a que saliera sola.

Nos quedamos dormidos un largo rato, él me despertó intentando meterme su rica verga otra vez, lo único que hice fue levantar un poco el culo y la pierna, entonces ya fue más fácil inmediatamente me penetro, otra vez entraba y salía aquel gran émbolo, esta vez tardo más tiempo y otra vez se volvió a venir dentro, esto parecía un sueño, te gustó muñeca, mucho papacito, cada que me coges me vuelves loca. Te gusta ser mi muñeca, más de lo que te puedas imaginar.

Ese día estuvimos cogiendo hasta no más poder fue algo sensacional. Al siguiente día fuimos a su departamento por sus cosas, desde entonces vivimos juntos, desde que vivo con mi marido mi vida ha cambiado de una forma increíble, lo que más me gusta es que me trata como a una dama, el día de mi cumpleaños me regala flores o algún perfume. Trato de ser lo más femenina posible, obviamente que para ir a trabajar a la oficina tengo que portarme diferente, lo único es que siempre uso pantaletas y medias abajo del traje, cuando llego a la casa me visto como le gusta a mi marido, me pongo mis vestidos y mi ropa intima. Es un marido fuera de serie.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *