Sexo total I

Cuando esto ocurrio yo contaba ya con 25 años, realmente tenia suficiente experiencia sexual y ademas había tenido un monton de chicas con las que habia mantenido e incluso continuaba manteniendo relaciones sexuales.

Vivia en un edificio de apartamentos y conoci a una chica de mi misma edad, Sandra, que vivia en el mismo edificio y coincidimos en muchas ocasiones en el bar del mismo tomando copas, pero siempre estabamos acompañados, menos un dia, estabamos en la barra del bar ambos tomando una copa solo cuando comenzamos a charlar y de ese dia surgio una relación que al cabo de unos meses se conviertio en bastante seria ya que realmente viviamos juntos aunque casi siempre estabamos en mi apartamente ya que era mayor que el de ella.

Sandra era una mujer muy sensual y tambien muy sexual como puede comprobar a lo largo del tiempo, yo sin embargo pese a ser una persona con bastante experiencia no tenia los niveles de sexualidad que Sandra poseia.

No era una mujer guapa, aunque si atractiva con un cuerpo bastante bonito largas piernas y pechos aunque pequeños, redondos y de pezones claros y duros.

Me acostumbro a mantener relaciones todos los dias, era una mujer altamente activa, lo que fue convirtiendome poco a poco en pasivo, a ella le encantaba llevar la delantera, por lo que poco a poco siempre me dejaba llevar por ella.

Le encantaba tumbarme relajado en la cama y comenzar a chupar y lamerme el cuerpo lo hacia de una forma estupenda, pero poco a poco si prisas se iba acercando a mi pene, hasta que siempre ocurria lo mismo cuando se lo metia en la boca yo estaba completamente desesperado. Debo decir que durante el tiempo que vivi con Sandra, (4 años), pude realmente hacer el amor casi todos los dias, ni antes ni despues lo he podido conseguir.

Mientras me chupaba continuaba acariciandome, un dia intencionadamente comenzo a acariciarme el culo, los gluteos, y poco a poco comenzo a acariciar el ano, cuando lo comenzo a acariciar con la punta del dedo alrededor del esfinter anal, me sacudio una oleada de sensaciones, que tuve sacudidas de placer, eso evidentemente no paso desapercibido para Sandra, que dejo mi pene, cogiendolo con su mano y soltandolo de la boca, me comento ¿te ha gustado verdad?, claro no se nota le respondi, pues relajate que voy a continuar me dijo.

Continuo lamiendo y chupando mi pene pero note como casi le prestaba mas atención a mi culo que a mi pene. Estaba jugando con su dedo alrededor del ano, introducia el dedo pero tan solo un poco, ya que cuando realizaba esta operación mi esfinter se contraia, ella me decia relajalo, no lo contraigas y entonces poco a poco me intentaba penetrar con el dedo de nuevo, este juego duro mucho tiempo, (para mi fueron horas), poco a poco consiguio introducir primero un dedo y despues dos. Me enseño a admitir la penetración cuando los dedos salian yo contraia el ano, cuando los dedos entraban yo relajaba el ano, hacia un buen rato que estaba dedicada tan solo al culo, habia dejado de chuparmela, pero en un momento comenzo de nuevo a chupar y no puede aguantar mas eyacule en su boca, ella tenia por costumbre tragar siempre mi semen, eso nunca lo habian realizado conmigo, lo que sorprendia al principio, despues me parecio la cosa mas normal del mundo. Ese orgasmo que tuve fue un poco dis! tinto ya que al tener el orgasmo y eyacular, mi esfinter anal se contrajo con mucha fuerza, pero al tener los dos dedos dentro senti algo distinto en eso momento no pude saber si agradable o no, pero cuando termine tenia verdaderas ganas de que sacara los dedos de mi culo.

Al dia siguiente me llamo por telefono, me dijo que me esperaba en su apartemanto ya que tenia una cosas que hacer y preferia realizar la cena en su casa en vez de subir a la mia.

Cuando llegue tenia la cena preparada y por vestimenta tan solo un delantal de cocina, unos ligueros y las medias, !la noche se prometia interesante¡, ademas como era Viernes, no debiamos de madrugar al dia siguiente.

Terminamos de cenar, ella lo hizo despacio queira prolongar la excitacion que producia el verla de aquella forma, yo sin embargo cene en dos minutos, despues me pidio que fueramos al cuarto a su cama, me tumbo en ella, se quito el delantal, quedando tan solo con las medias y los ligueros, me desnudo completamente y comenzo su juego de lamidas, besos y chupetones, pero cuando llego al pene, me dijo, ¡Vuelvete!, su tono fue imperante no me lo pedia, casi que me lo ordenaba, yo le hice caso me volvi y continuo su juego de lamidas y chupetones, pero comenzo a besar mis gluteos e intentando llegar a mi ano, cosa dificil ya que realmente al estar tumbado era muy dificil, pero poco a poco fue separando mis piernas y mis musculos hasta que con su lengua llego a mi esfinter, eso fue una sensación tremenda fue extraordinario senti tal oleada de placer que comence a gemir de placer, mi pene estaba en una errección que nunca habia visto ni sentido.

Sentia tanto placer que sin necesidad de que me lo dijera comence a subir mi trasero hasta colocarme a cuatro patas para que mi culo quedara completamente a su disposicion, poco a poco comenzo a penetrame con los dedos pero si dejar de lamer mi ano las sensaciones eran enormes, creia que de seguir así eyacularia en las sabanas, tenia introducidos dos dedos en mi ano notaba cada centimetro de la piel de los dedos, podia sentir incluso las articulaciones y como los movia girandolos y metiendolos y sacandolos, me saco los dedos poco a poco y me dijo, quedate quieto no te muevas, ni te toques, ella se alejo salio del cuarto y al cabo de un rato volvio.

Yo estaba muy excitado, pero como tardo un poco mi excitación bajo un poco, ella se dio cuenta y comento que era mejor así se prolongaria mucho mas el placer.

Me pidio que pasara lo que pasara no volviera para nada la cabeza, ( la luz estaba apagada, pero existian unos grandes ventanales por los que entraba luz suficiente para poder vernos perfectamente). Yo no dije nada pero apoye mi pecho en la cama mantuve mis rodillas y mis piernas dobladas, me dijo, dame tu culo todo lo que puedas, eso lo hice rapidamente.

Note como volvian los juegos, esta vez consegui la excitación al primer momento, note los dedos de nuevo, pero estaban como humedos, entraban con mucha facilidad y llenaban mi ano de algun tipo de sustancia, (despues pude comprobar que era crema), metio un dedo, despues dos, y despues note algo que era distinto pude notar un dedo frio que empujaba pero que no conseguia entrar empujaba con mas fuerza pero no entraba, notaba como mi esfinter se dilataba cada vez mas, notaba como esa dilatación me dolia, evidentemente sabia que me estaba intentando penetrar con cun vibrador o con un consolador o con algo que tenia esa forma mi excitación era cada vez mayor ella me hablaba, me decia que me relajara que sintiera, que me dejara penetrar, y poco a poco logro, note como habia llegado al final, sentia todo mi culo lleno, pensaba que me habia metido el consolador mas grande que se pueda encontrar, (despues sali de mi error, era un pequeño consolador anal de apenas 10 cm y 2 de diametro! ), cuando lo tuve dentro completamente conecto el motor, aquello fue apoteosico, sentir como me masajeaban el culo por dentro, notar como el efecto de la vibracion hacia que se expandiera mas mi ano y se contrayera fue muy grande, entonces comenzo a sacarlo y a meterlo, me decia, hazlo como te enseñe anoche, sigue, y lo me estuvo penetrando hasta que consiguio que mi pene tuviese una eyaculación como nunca habia tenido, (aunque lo que me esperaba no me lo podia ni imaginar).

Me lo saco, me beso me acaricio, me abrazo, y me recosto, me dijo, descansa un poco no hemos hecho mas que empezar, relajate. Cuando volvio, traia algo en la mano pero debido a la penumbra no podia distingir bien, hasta que no me lo enseño, era un arnes, con un pene doble, por un lado tenia unos 20 cm y 5 ó 6 de diametro, por el otro tenia unos 15 cms, y unos 3 cms de diametro, me dijo ahora te toca a ti debes de comerme el coño y lubricarlo hasta que me penetres con el grande.

Asi lo hice comence a comerle el coño, notaba como estaba super excitada, notaba como toda mi cara mi barbilla y las sabanas se estaban empapando tanto de sus jugos como de mi saliba, y poco a poco le fui metiendo aquel aparato, hasta que lo tuvo completamente dentro, cuando esto ocurrio me dijo ahora dejame que me lo ate, se ato el arnes a la cintura, unto el pene pequeño con crema y me dijo colocate, mi intención fue ponerme de nuevo a cuatro patas, pero ella me dijo, no ahora no quiero que te pongas boca arriba, quiero que veas mi cara mientras te penetro, quiero que sientas lo que una mujer siente cuando la estan penetrando y que puedas ver mi cara.

Así lo hicimos yo me coloque boca arriba, eleve mis piernas todo lo que pude, (los hombres no estamos acostumbrados a hacer esto por lo que somos bastante torpes), coloco el pene que quedaba fuera en la abertura de mi culo, entonces note que este era mas grande, pero no tuvo la misma delicadesa, sin violencias, pero fue penetrando de una sola vez empuja despacio pero sin dejar de empujar hasta que tuve el consolador completamente en mi culo, podia notar incluso la piel del arnes en mis gluteos, entonce me miro me dijo relajate y disfruta, intenta hacerlo como te he enseñado, si no, chilla, llora, suplica, haz lo que quieras pero no parare hasta que yo tenga un orgasmo, y diciendo esto, comenzo a moverse de dentro para afuera, al principio lentamente, a mi me molestaba, pero me agradaba pero cada vez lo hacia mas rapido y comenzo a dolerme y a molestarme, se lo dije pero no me haci caso continuo así durante un rato, realmente estaba casi llorando se me saltaron las lagrimas, ! pero yo mismo cogi el bote de crema y me llene la mano de forma que cuando paraba un momento yo mismo lubricaba el pene siguio hasta que se corrio cuando lo hizo me lanzo unas emboladas tremendas pero a esa altura ya no me dolia al contrario me tenia sumido en un placer total.

Me saco el pene y se quito el arnes, yo no habia conseguido el orgasmo y me dijo eso no puede ser, vamos a remediarlo, me dijo vuelvete a poner en cuatro patas, volvio a llenar mi culo,(que deberia estar bueno), de crema en abundancia, mucha abindancia, y comenzo de nuevo note el pene que volvia a entrar, esta vez sin tantos problemas, pero de buenas a primeras, le dio la vuelta, y me penetro con el grande, note que mi culo se abria, creia que se romperia el exfinter, lo habia introducido completamente de un solo empujon sin violencias pero con firmeza, un grito se escapo de mi boca, incluso le llegue a decir que lo sacara, pero no me hizo el minimo caso, (afortunadamente), sino que siguio esta vez con las manos, pero como si me estuviesen cogiendo ritmo rapido sin parar, a veces cuando estaba dentro lo movia en sentido circular, yo estaba alucinando no sabia si lo que sentia era placer, no sabia si queria que terminase o que no terminase nunca, cuando llevaba algunos minutos! , me dijo, Hoy todo el placer que sentiras seras por el culo, hoy eres una mujer por lo tanto si quieres tener el orgasmo o bien lo tienes con la penetración o si quieres te ayudas masturbante, pero yo no hare nada mas que esto, aquello me lleno de morbo, me excito aun mas, pero instintivamente me lleve la mano a mi pene y comence a masturbarme mientras notaba las embestidas de Sandra con el aparato en mi culo, por fin llego el orgasmo, cuando llego de nuevo contraje tanto el culo que me dolio tener aquel enorme aparato dentro.

Despacio una vez terminado me derrumbe en la cama ella para de embestir pero no lo saco me dio la vuelta y faltando a su palabra mientras movia ritmicamente el aparato como si fuese un vibrador, me chupo la polla, ( aquello no era un pene ahora era un polla tiesa recien eyaculada pero tan grande que nunca antes la habia visto asi), me chupo hasta la ultima gota ahora una vez relajado me saco el aparato y se tumbo junto a mi, yo estaba tan cansado que note que empezaban a aparecer sintomas de sueño Sandra acerco su boca a mi oido y me dijo, ahora estas preparado para tener una autentica penetración, ahora puedes darle placer a un hombre si quieres, ¿estas dispuesto?, realmente entre sueños debi contestarle que si porque lo que ocurrio dos semanas despues lo demostraron aunque eso lo contare en otra ocasión.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *