Ya me tenia cansado

Hace 5 años que conoci a Dora que es la mama de uno de mis amigos,Dora siempre me parecio una mujer simpatica y por ende cariñosa,nunca le di importancia a la forma en que me saludaba siempre con un beso y un abrazo demaciado prolongado,ahora que ya tengo 20 años hay dias que no la soporto me llama por telefono para preguntarme por su hijo. No solo me preguta por el siempre se queja conmigo de lo sola que se encuentra y que aun es joven y su hijo nunca la invita a salir. Bueno ya entrando de lleno al tema ese viernes regresaba a mi casa como a las 11 de la noche,iba frustrado y calinte con la verga dura ya que por mas intentos que hice no pude cojerme a mi novia,en eso sono mi celular era Dora que queria saber si yo sabia donde andaba su retoño,mientras se desahogaba repitiendome lo de siempre por lo caliente que me encontraba se me ocurrio preguntarle si ya se encontraba en la cama,ella cambio el tono de su voz y candidamente me contesto que si que ya se encontraba dentro de la cama,cambie el rumbo de mi auto iria a verla para ver que podia hacer, con voz cachonda le dije que estaba por llegar a su casa para tomarme un cafe con ella pero que no queria molestar,se apresuro a decirme que le daria mucho gusto verme. Me franqueo la entrada ocultando su cuerpo detras de la puerta,una ves que cerro pude ver que estaba vestida con un corto y casi transparente camizon,no tenia sosten ya que sus pesones se marcaban erguidos el el,me beso en la mejilla al momento de abrazarme yo mañosamente prolonge el abrazo deslizando mis manos por toda su espalda y su cintura hasta pude sentir el borde de su pantaleta. Ya estaba ahi y no dejaria pasar esa oportunidad mas aun que senti como su cuerpo se estremecio con mi abrazo,sin soltarla y fingiendo que lo prolongado de mi abrazo era por el gusto que me daba verla empece a besar su mejilla repetidamente,llendo en cada uno mas cerca de su cuello hasta que llege y segui con mis besos,no hubo rechazo de su parte mas aun me ofrecio su cuello ladeando su cara,ya con mas confianza baje una de mis manos hasta sus nalgas,un leve gemido escapo de su boca y trato de juntar su cuerpo con el mio pero la diferencia de estaturas hacia imposible que nuestros sexos se encontraran. Quise dar un paso mas para estar completamente seguro de que no me rechazaria al llevarla a la cama,deje de besar su cuello y busque sus labios,con gran ansiedad ella se adelanto buscando los mios,no solo besaba mis labios los mordia con mucha luguria,la tome entre mis brazos y la lleve en peso a su recamara,no hubo necesidad de pedirle que se quitara el camizon mas tarde en ponerla sobre la cama que ella en quitarselo,mientras yo con manos presurosas me deshacia de la mia,ya totalmente desnudos me acomode entre sus pienas que coloque sobre mis riñones,Dora tomo mi dura verga colocandola entre sus labios vaginales. La gran cantidad de liquido que habia salido tenia bien lubricada su vagina,sin hacer esfuerzo alguno mi verga se fue deslizando suavemente hasta que entro por completo,no podia acelerar mis movimientos ya que por lo calente que me encontraba eyacularia sin haberla disfrutado plenamente. Muy lentamente metia y sacaba mi verga haciendo que su exitacion creciera Dora trataba de acelarar mis movimientos tomandome de la cintura mientras dejaba salir toda clase de jedeos y gemidos,me tomo fuertemente de la cintura haciendo que mi verga se quedara en lo mas profundo de su vagina en el momento que su cuerpo se estremecia,le habia probocado un orgasmo, sus conbulciones y jadeos aceleraron mi eyaculacion Dora aun se encontraba vibrando con su orgasmo cuendo de mi verga brotaron grandes gotas de semen que se mezclaron con sus jugos. Al estar descansando a su lado sobre la cama en total desnudes recorde que Dora tiene 38 años y podia ser mi mama,mi mente se lleno de morbo y luguria y de inmediato mi verga adquirio su dureza,eso fue mucho para Dora que la tomo entre sus manos y empezo a chuparla quitando de ella todo rastro de semen,no me elcanzaria el espacio de esta pagina para contarles con detalle todo lo que paso esa noche solo quiro que sepan que a partir de ese dia Dora y yo nos metemos en la cama por lo menos una ves por semana.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *