CENA SORPRESA

Soy Inés tengo 30 años morena de 1,70 de estatura y un cuerpo proporcionado. Ayer tarde después de trabajar me fui a casa y me puse un poco fresca con una camisa larga abrochada menos los dos botones de arriba y con braguitas, sin sujetardor pues no esperaba a nadie y a ver un rato la tele en el sofá. Sobre las 8 me llamó un sobrino que hacia tiempo que no lo habia visto que venia con su novia. Subieron ellos dos y se sentaron en el sofá y yo en el sillòn individual a un lado y su novia a mi lado y él al otro lado.

Ella que se llamaba Carmen iba vestida con una falta corta por arriba de las rodillas y un sueter escotado que se le veian muy bien el par de tetas grandecitas para la edad que tenia, 17 años.

Mi sobrino con 20 años cuerpo de deportista un pantalon corto y una camisa. Estuvimos hablando un rato de varias temas y de vez en cuando Carmen que apoyaba las manos en sus rodillas me hacia ver claramente sus dos tetas al margen que practicamente con la falda corta le veia los muslos.

Pienso que cuando se inclinaba hacia adelante lo hacia sin pensar nada, unas veces se apoyaba la espalda en el respaldo y otra hacia adelante. A la tercera vez que lo hizo me quedé mirando las tetas con disimulo pues hablaba con su sobrino , de vez encuando intervenia ella.

Me di cuenta tambien que Carmen observaba mas veces que yo por mis botones desabrochados que se veian mis tetitas. Cruzabamos las miradas. Yo notaba un cosquilleo por mi cuerpo. Después de un rato les dije que se quedarán a cenar y les pareció bien sobre todo a Carmen. Cuando fuimos a la cocina me di cuenta que no tenia cervezas y mi sobrino Carlos se brindó a bajar a por ellas, le dije que bien así Carmen se pondría un poco fresca también.

Cuando se bajó Carlos le dije a Carmen que viniera a la habitación y le dejaria una camisa e iria más fresca. Yendo hacia a la habitación por el pasillo yo iba delante y ella detras y en un momento que quise decirle algo de la cena, iba tan cerca de mi que al girarme tropece de cara con ella. Oh Carmen , perdona, y me contestó que le habia gustado el tropiezo pues con mis 30 años tenia un cuerpo muy apetecible, nos quedamos mirando y me dio un beso en la boca, la verdad yo no giré la cara, lo recibi bien.

Ya en la habitacion se quito el sueter y el sujetador y le deje una camisa blanca mía , pues cuando se la puso y antes de abrocharla no se que me ocurrió, pues iba con el móvil para dejarlo en la mesita y le dije de hacerle una foto a sus pechos, le gustó pues me dijo nadie se la habia hecho y así lo hice despues se la enseñé. Antes de abrocharse nos abrazamos y nos dimos un beso en la boca mas intenso mientras con una mano le apretaba una teta que no me cabia en la mano despues pellizcaba el pezón.

Nos fuimos a la cocina para ir preparando la cena y ella me ayudaba a poner la mesa. En breves instantes toco Carlos pues venia con las cervezas.

Cuando entró a la cocina y las dejo en la nevera, observó a su novia y le dijo que se habia puesto muy fresca y con un buen escote que se le veian bien sus tetas, se acercó, la abrazó y le dio un beso en la boca. Después le decia, Carlos has visto que tipo que tiene tu tia y lo atractiva que está, realmente con la camisola se me veian muy bien casi toda la pierna y por la camisa se le veia el escote. Tia, pues tiene razón Carmen, me acerqué a darle un abrazo un poco largo pues era familiar y el se arrimó un poco más pues noté un bulto entre sus piernas fruto del abrazo que le dió a su novia antes, pensé,

Al separarse, su novia se dio cuenta del pequeño bulto. Entraban y salián de la cocina para llevar la cena al comedor. Yo me quedé un poco pensativa en lo que habia notado, era mi sobrino. En unos de los viajes entró Carmen sola y el estaba en el comedor sentado tomado una cerveza y me dijo que lo habia excitado un poco pues después de abrazarte le toqué ese bulto que lo tenia bien aumentado de tamaño. Carmen me abrazo por detras cogiendome las tetas , me giré y la besé en la boca. Me dice, Inés, que has hecho esta noche que nos has puesto a los dos muy excitados y creo tu también estás así.

Nos sentamos para cenar ellos dos en una parte de la mesa y yo en la otra. La verdad que tanto Carmen como yo ibamos frescas y escotadas pues a las dos se nos veian las tetas discretamente. Tia, dice Carlos, te importa que me quite la camisa. No, puedes hacerlo. Después de ver su cuerpo y pensar en el abrazo y el bulto noté un no se qué, que Carmen se dio cuenta y estiró el pie por bajo de la mesa y tropezó con el mio y nos miramos.

Durante la cena haciamos algún que otro viaje a la cocina, cualquiera de los tres. En uno que hizo Carlos al ir a sentarse cogió a Carmen del cuello y le beso en la boca y le puso la mano en el escote y le apretó una teta. Era normal era su novia.

Después de esa acción , le dije , Carlos ya entiendo ese achuchón a las tetas de Carmen. Y eso por que tía ? Le digo hazme un favor traeme el móvil que está en mi habitación y te enseñaré una foto. Al traermelo , noté que se acercó por el lado de la silla y se arrimó de tal forma que volví a notar el bulto en mi brazo, cosa que no le di importancia. Cuando buscaba la foto observé que desde arriba estaba observando mis tetas y al enseñarsela esclamó ¡¡¡ esas son de Carmen !!! al instante puso su mano en mi escote y apretó una y dijo me gustan las dos, las de Carmen y las tuyas, tia ,yo no hice ningún gestó y al sacar la mano del escote me levanto mi cabeza y me dío un beso en la boca y se fue a su asiento. Ninguno hicimos ningún comentario.

Ya tomando el café, les dije que después de lo que se habia bebido y tal como estaba la policia haciendo controles de alcoholemia, sería mejor que os quedarais a dormir los dos y mañana pronto os vais a trabajar.

La tía tiene dos habitaciones con cama grande, la mia y otra. Carmen y yo pensamos irnos a la cama y Carlos dijo que mientras terminaba el café, la copita y el cigarro se quedaba un rato tranquilo en el sofa.

Mi habitación es la última y a mitad del pasillo la otra. Cuando nos fuimos las dos, me di cuenta que Carmen se venia conmigo, lo le dije nada, nos desnudamos del todo y nos acostamos. Que cuerpo mas precio que tenia Carmen eran 17 añitos.

Empezamos a tocarnos, despues a darnos besos , no cesabamos por todo el cuerpo, se puso Carmen boca arriba y yo desde la boca iba bajando con mis besos, me paré en sus tetas me gustaban con locura las besaba las mordia las mojaba con mi lengua y con el pezon los mordia y los succionaba y empezaba a gemir. Al ir bajando se abrió de piernas y puse mi boca en su coñito , ahi disfrutaba por todas partes hasta le ponia mi lengua por dentro de su vagina una y otra vez, despues tenia su clitoris en mi boca. Lo chupaba, lo mordia, mientras que le ponia dos deditos dentro de su vagina, dentro y fuera sucesivamente hasta que estaba notando sus espasmos y llego al orgasmo dando un gemido fuerte, me mojo todos mis dedos que despues los puse en su boca hasta pasar su campanita y chuparlo.

Carlos desde el comedor preguntó que pasaba. Contestamos que nada. Ahora me puse yo boca arriba y Carmen me besaba mucho en la boca mientras jugaba con mis tetas y con una mano acariciaba mi coñito , mi clitoris y me metia tres dedos dentro de mi vagina, pronto me llegó un orgasmo pero con una mano mia también acariciaba su coñito y el orgamos le vino enseguida con gemido y nos quedamos las dos exhaustas boca arriba.

Con el nuevo gemido , Carlos vino enseguida a mi habitación y nos encontró desnudas. ¿Tia, que haceis asi ? Yo le contesté, mientras venias nos hemos entretenido y ahora que estás , esperando ver y notar ese bulto que en dos ocasiones me has hecho notar, pues desnudate, Carmen te ha visto desnudo y la has follado y ahora la tía quiere saber lo que es la polla del sobrino. Ni corto ni perezono y como chico aplicado me dijo , pues vas a probarla.

Se puso en medio de las dos y empezó a besarme intensamente en la boca mientras me apretaba las tetas y pellizcaba los pezones y Carmen habia cogido su polla que empezó a masajearla hasta que se la puso gorda y dura.

Se inclinó Carmen y se la puso en la boca mojandola toda y hasta los huevos se los ponia en la boca, cuando ya la tenia bien preparada , le dijo, Carlos la tienes a punto para que se las metas toda a tu tia y sepa como es tu polla. Yo ya estaba boca arriba se bajo, me abrio las piernas y primero la pasó varias veces por el clitoris y por los labios hasta que una vez en la puerta de la vagina de un empujon me la metio hasta dentro del todo que me hizo dar un gemido de dolor y placer.. No cesaba de meterla y sacarla hasta el fondo. Era enorme y gorda yo creo que mediría 15,16 o 17 cms. Pero como entraba !!! .La metia tan seguida que estaba notando que me iba a venir el orgasmos con la polla de mi sobrino y me decia , te gusta tía, has probado alguna vez una polla como la mia , yo le decia sobrino apreta fuerte mas y mas y mas rapido hasta que me llegó el orgamos pero noté como latia su polla dentro de mi y dejaba salir toda su leche en mi vagina , entonces cerré las piernas y que verga mas dura notaba dentro de mi. En todo ese rato Carmen no me dejo jugaba con mis tetas apretandolas fuerte y mordiendo fuerte mis pezones, me besaba sin parar, aunque de vez en cuando besaba a Carlos , Carmen.

Cuando termino la sacó y me la puso toda en la boca que yo se la limpie de toda la leche que le quedaba.

Se puso boca arriba Carlos , y Carmen empezó a chuparla otra vez, no bajaba el nivel , Carlos en forma, pero yo me sente en su boca y a medida que me chupaba todo mi coño iba saboreado su leche que iba saliendo. Cuando Carmen se la preparó otra vez, era experta poniendosela dura a Carlos, se sentó encima de ella y con una abertura de piertas le entro hasta el final ella no se quejó lo habia hecho muchas veces. Mientras Carlos chupaba mi coño y se follaba a Carmen , nosotras dos que nos quedamos de cara nos besabamos y nos tocabamos las tetas constantemente. Carmen estuvo cabalgando con su polla y volvia a estar a punto de correrse pero , yo quise , saborear toda su leche. Se levantó Carmen y me levante yo y fui directa a ponermela en la boca, empece a masjearla con los labios, con la lengua y con la mano se la meneaba, mientras Carmen jugaba con Carlos y disfrutaba con sus tetas.

Ya muy mojada intente que me pasara la garganta, no podia , me daban arcadas y no pasaba , se la chupe intensame hasta que note que empezó a latir dentro de mi boca y me estaba dejando toda su leche, casi me ahoga. Me tragué toda su leche.

Después empezamos a jugar los tres y al poco rato Carlos ya la tenia empalmada otra vez. Yo le decia a Carlos, no sabia que tenia un sobrino tan fuerte y como aguantas.

Se puso Carmen boca arriba , yo a cuatro patas pero con la boca de Carmen en mi coño y mi boca en su coño tambien y abierta de piernas. Carlos se puso detras de mi y mientras estabamos jugando con un sesenta y nueve y iba preparando mi culito , primero Carmen le chupaba un dedo y me lo metia en mi culo, lo meneaba , metia y sacaba, depues le dio dos a Carmen para que los volviera a chupar y mojar , entraban en mi culo muy bien como yo tenia mi vagina muy mojada sin sacar los dedos de mi culo me la metio por la vagina , que placer notar llena la vagina y mi culo a la vez. Despues me la metio toda su polla en mi culo, pocas veces habia notado una verga así dentro de mi culo. Estuvo metiendo y sacandola un buen rato mientras con los masajes de Carmen y mio en los coñitos estabamos a punto tener el orgamos. Note latir fuerte la polla de Carlos en mi culo y como me lo llenaba de leche, cuando la dejo toda, la sacó y cuando me levante un poco salia de mi culo y como Carmen estaba bajo fue tragandosela toda.

Cuando terminamos, le dije a Carlos que cuando quiera venir a casa tiene la puerta abierta igual que Carmen. No noté la diferencia de follar con mi sobrino que con un amigo. Mi sobrino buenisimo.

Dormimos, al día siguiente desayunamos y se fueron. Carmen en un rincon me dijo que vendria un dia sola sin que se enterara Carlos.

Esto fue lo que pasó con una visita de mi sobrino Carlos con su novia Carmen.

Espero tus comentarios y mas

Acerca del autor
Comentarios
  • Hola me ha encantado tu relato y la verdad q bueno seria el tener una tía tan caliente, que envidia por tu sobrino. Un abrazo y me gustaría saber.mas de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *