Por unas copas demas

Ola me llamo Maida y soy una mujer de 24 años y de muy buen cuerpo, y no sé si lo que les contare les interesa o no pero no tengo a quien más contarle, ya que en mi casa no tengo mucha confianza con los míos y no sé lo que pensarían de mí.

Lo que les cuento ahora es una realidad que me ocurrió hace un tiempo atrás, luego de asistir a una fiesta que se realizaba por festejar a una compañera de trabajo.

La cuestión es que yo había tomado mas de la cuenta y me sentía bastante mareada y como mi novio no fue, tenia que volver sola a mi casa y para poder despejar mi mente de los tragos me aleje de la casa principal rumbo a los jardines que por cierto se encontraban algo lejos y como eran mas de las tres de la mañana yo pense que no iba a encontrar a nadie por esos lados, pero me equivoque ya que ni bien entre unos arbustos vi como una pareja hacían el amor, ella se encontraba montado sobre el moviéndose como si fuera una poseída, yo me comencé a calentar al ver semejante espectáculo y lleve mi mano a mi entrepierna y comencé a masajear mi vulva sobre mi falda.

Lo echo es que con semejante visión yo me empece a calentar y como estaba con una falda bastante corta la subí lo mas que pude y me saque la tanga para poder tocarme sin que nada me ataje sobre mi clítoris, pero la suerte no me acompaño o los tragos que traía estaban haciendo efecto sobre mí la cosa es que casi me caigo y metí un poco de bulla en tanto la pareja creo que escucho y apresuradamente se fueron de donde estaban al sentirse descubiertos, así dando una vuelta por mas atrás del jardín me fije que había una especie de banquetas y me fui a echar en una de ellas para poder reaccionar y luego retornar a casa, me tumbe en una de ellas y comencé a recordar lo que avía visto y otra ves me comencé a acariciar, Estaba muy caliente y los tragos me hacían soñar en que estaba con mi novio y así me quede un poco dormida soñando en ser penetrada luego de un buen rato sentí que me lamían mi vagina y abrí mas las piernas para poder sentir esa lengua seguía dormida y sentía como me la! mían la vagina asta que sentí que me jalaban de la cintura.

Asta ese momento yo seguía soñando que era mi novio el que quería poseerme así que me di la vuelta y puse mis rodillas en el piso y mi pecho sobre la banqueta y otra ves sentí como me lamía hacia por espacio de un buen rato estuve sintiendo los lamidos que recorrían mi vagina y mi ano, estaba tan caliente y borracha que no me daba cuenta de lo que hacia solo quería ser penetrada y en ese momento sentí que se abrasaba de mis caderas y comenzó a quererme meter su pija y yo le ayude elevando mas mis caderas y abriéndome las piernas lo mas que pude, así me penetro por la vagina sentí que estaba en el cielo estaba a mil de caliente y solo quería sentir su pija dentro de mi.

Mientras me penetraba yo sentí que mi vagina estaba totalmente llena y era algo más largo y grueso que me tenia delirando de placer así poco a poco fui reaccionando y cuan grande fue mi sorpresa al despertar totalmente QUE ERA UNO DE LOS PERROS que tenían en casa, al tratar de separme el perro me gruño y yo quede estática mientras el muy desgraciado me penetraba con mas fuerza y en eso sentí que mi vagina era forzada a abrirse mas ya que me estaba metiendo su bulbo que tiene y sentí que me penetraba asta por el cuello del útero una ves que me la metió toda comenzó a hacer movimientos mas cortos y penetrantes su pija ya había llegado a mi matriz me estaba llenando de semen, y la situación en que me encontraba me lleno de lujuria al sentirme como una perra mi mente ya no razonaba solo quería sentir el latir de esa pija dentro de mí y comencé a tener varios orgasmos asta que quede agotada sin fuerzas, mientras que el perro comenzó a darse la vuelta para poder sacar su pija de mi! vagina lo cual no lo consiguió sino asta pasar un buen rato que disminuyo el grosor de su pija y salió de mi dejándome chorreando de semen y como si se hubieran enseñado apareció el otro perro que comenzó a lamer mis jugos y el semen del otro, yo para si recién estaba recobrándome de la cogida que me dio el primero y nuevamente me comenzó a calentar las lamidas que me daba el otro y ya no me importaba nada solo quería sentir su pija dentro de mi así que ni bien se subió sobre mi le Entregue mi culo para que me lo metiera, pero al comenzar a meter su pija en mi vagina sentí un poco de dolor así que lo saque de allí y le ofrecí mi ano este no se izo esperar y me la metió de un solo golpe sentí que me partiría pero no me importo en ese momento solo quería que este dentro de mi, y lo sentía totalmente dentro ya que asta su bulbo entro con la primera estocada que me dio y me cogía como nunca ningún hombre lo había hecho en toda mi vida y así toda llena por el ano y mis intestinos! creí que me saldría por la boca semejante pija, y nuevamente tube otros orgasmos asta que sentí que se vaciaba llenándome de su esperma todo mi interior una vez hubo acabado el muy desgraciado se dio la vuelta y comenzó a jalarme asía atrás como si me estuviera remolcando con su pija ya que esta no salía de mi ano me arrastro unos tres metros y yo me mordía los labios para no gritar del dolor que me causo, si no fuera que logre agarrar una de sus patas traseras me llevaba con él por todo el jardín.

Luego que se salió de mí quede tirada en el piso para poder recobrar fuerzas y así salir de allí, sin que nadie sé de cuenta de lo ocurrido, una vez que llegue a mi casa me puse a pensar sobre lo que me paso y no podía creer que lo hice con dos perros y que hubiera gozado con ellos aparte de lo que me lastimaron ya que pase unas dos semanas con la vagina y el ano que no podía tocarlos y para colmo tuve que ir al ginecólogo ya que tenia miedo de estar infectada de alguna enfermedad, y mi doc. me dijo que la persona que me penetro debía de tener una pija bastante gruesa por los estragos que tenia en mis dos huecos me sentí bastante avergonzada y salí con un montón de pastillas y antibióticos con la Seguridad que no lo vuelvo a hacer en toda mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *