Trío con el vecino y el burro

Siempre he sabido, y no me preguntéis por qué que el sentido del olfato, iba a ser importante para mí, desde pequeña, me encantaba olerlo todo, y me producía sensaciones, que a medida, que fui creciendo, y llegué a la adolescencia,me fueron sedujendo, e incluso, algunos, notaba que me excitaban.

Siendo una adolescente, viví en contacto con animales, y teníamos un burro el cual era muy cariñoso, al que yo adoraba desde niña, yo lo cepillaba, lo limpiaba, y un dia, que lo estaba cepillando, y quitandole, los hiervajos de las partes bajas, empezó a aflorar un bulto de entre sus piernas, yo al prin- cipio, no le di importancia, pero al yo tocarlo, cada, vez aquello crecia mas hasta que empecé a mirar con interés, y a tocarlo…. entonces sí salió vaya si salió, era enorme, sonrosado-rojizo, y yo después de mirar a mi alrededor y cercionarme de que no había nadie, empecé a chuparlo, a masajearlo, y a reflotarlo, por mis enormes e incipientes pechos, y el animal, olía, ohhhh como olía, era a excitación, me gustó, su olor mezclado, con el del establo las algarrobas que allí había, para darle de comer, y….se me ocurrió, co- ger una y empezar a reflotarmela, por mi coñito, y que gusto… luego me la intenté introducir y entró,. … y luego ya os podeis imaginar, me empecé a refrotarme con el pene del burro y….era enorme, un olor….unas sensa ciones, de espasmo, recorrian todo mi cuerpo.

Luego metí un poco la punta en mi sexo.,… y bueno no sé ni cómo describirlo, era para alucinar las sensaciones que sentí, mis pezones eran como dos piedras y….ese olor que me volvía loca, en eso estaba cuando de repente me noté observada, era un vecino mio que debía, llevar rato allí, a juzgar por su expresión, se esta- ba masturbando a mi salud, yo al principio me corté, vaya que me dio ver- guenza, pero luego, al ver que me sonreía, con un guiño, lo invité a parti- cipar desde luego, él no se hizo, de rogar y vino enseguida, despues de cer- cionarse, de que no había nadie a nuestro alrededor.

Se me acercó y empezo, a acariciarme, mis pechos, para, darme seguidamente un beso….ohhhh, que beso, he de decir que era el primero que me daban y.. ya se sabe el primero, pero además, olía, recuerdo que llevaba una colonia que olía especialmente bien, fuerte, varonil, y eso, aún me excitó mas.

yo le cogí la mano y le fui dando, besos, empezando por el meñique, el cual chupé, como había visto en una revista (de mi padre)sin que él lo supiera por supuesto, y deslizándome, hasta el brazo, cuello, y subí, hasta su cara la cual besé minuciosamente, y empecé a jugar con sus labios, por sus espre siones supe que lo que le hacía le estaba gustando, así que seguí, y sabeis me sentí mujer por primera vez,gozaba, porque él no paraba de sobarme por todos, lo sitios a que sus manos alcanzaban, y veía que yo también lo hacia bien, asi que dándole un beso, de tornillo en la boca, cogi su mano y me la llevé hasta mi sexo, con su beso, noté su excitación, y mientras el me toca ba mi coñito,yo me atreví a tocarle su pene, que era grande y gordo, a nues- tro lado, el burro, nos miraba con ternura, o eso me pareció a mí, pero yo en esos, momentos estaba muy ocupada, y….tenia entre mis manos, un pene enorme, que yo estaba deseando manosear, así que estuve tocandolo, acariciandolo, a lo cual, el introdujo, sus dedos, en mi coñito y yo empecé a ver las estrellas, en tres dimensiones, era tal su experiencia y delicadeza, en estos menesteres que no tardé en sentir un espasmo-frio-calor que me sacudió toda y me dejó feliz.

Yo intenté seguir con lo que hacia, y bajé y empecé a introducirme su enorme pene, en la boca, era suave y delicado, y…estaba muy caliente, entonces, el preso de la excitacion,. que le embargaba, me cogió, y con sus manos sujetó, mi cabeza con tal fuerza que yo solo podías succionar su enorme pene, casi me ahogo, y me dijo:

– necesito follarte, me dejas?. – – – si,si lo estoy deseando. – – Así que me echó encima del eno, y muy al lado, del burro, que seguía observandonos, con el rabo tieso, lo cual yo al mirarle aún, me excitó mas, me plantó un beso, y terminó de desnudarse, a lo cual, yo mientra hacía lo mismo, el se levantó y cerró, la puerta del establo, para no ser descubiertos,al girarse, yo estaba completamente desnuda, el se acer- có, me acarició, diciendome lo preciosa que era, me beso, y me tumbó con una delicadeza, que nunca olvidé, empezó a magrearme, mis tetas, mientras me besaba apasionadamente, y olía…. a Hombre, ohhhhh…..mmmmmmm que olor me era imposible parar mis apetencias, y le dije por favor, quiero ser tuya, me abrazó, y empezó a introducirme, su aun más enorme pene, por la escitación y yo empecé a ver el cielo en colores, y cuando la hubo metido toda, empezó a bombearmela, que yo iba cayendo, rendida, una y otra vez,.luego aprendí que eso se llamaban orgasmos, al ser mayor que yo sabía amar de maravilla, y con una potencia…mmmmmm, yo gritaba mas, mas, mas, a lo cual el cada vez profundizaba mas y mas, y yo gozaba y me retorcia de placer.

Luego,entonces, el no pudo, mas y sacándola, se corrió encima de mí, lo cual me hizo ilusión ver ese líquido blanco y viscoso, llamado semen.

Despues de descansar un rato volvimos a follar, yo al sentirme más esperimentada, le propuse, hacerlo los tres, ya que nuestro amigo,se quejaba, y él me propuso, empezar, a chuparsela, al burro, yo accedí, sin saber si me iba a gustar, pero si me gusto, y mientras él, me tenia totalmente doblada, para poder agacharme y chuparsela, entonces el empezó a besarme mis nalgas, a besarme y luego chuparme el culo, y …hasta que noté una presión que me dolías en el culo, era mi amante, que me estaba enculando, era impresionan- te darse la vuelta y ver su cara de placer y lujuría,.al ver semenjante espec taculo, enculandome y yo chupandosela, al burro, entonces el empezó a forzar el ritmo, y el burro, con sus embestidas anales, se lo debí de transmitir mediante mi boca, que se yo, el caso es que empezó, a caer esperma, de semejante pene, os lo podeia imaginar, que tuve que retirarme, porque creí que me ahogaba, al ver eso, mi amante, se me corrió, en el culo.

Estuve por unos momentos rodeada, de esperma, de hombre y de burro, nos besamos y luego el se fue, a lo cual yo despues de lavarme bien, me sentí MUJER por primera vez, una esperiencia, fascinante, para ser la primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *