Cornudo mirón

Para ir a la playa, le compré bikinis supersexis a mi mujer. A ella le gusta exhibirse y siento que eso la excita. Alquilamos entre dos familias una bella casa en la playa. El hijo mayor de mis amigos tiene unos 16 años y es un chico grande y muy guapo. Un día lo observé desde el jardín mirando por la ventana de mi habitación. Cuando entré vi a mi mujer afeitándose parte de la raja y las piernas. Luego hablé con el chico y le dije que en la noche dejaría la cortina abierta y le haría el amor a las 2AM, el sorprendido, me agradeció. Esa noche lo hicimos y pude ver al chico pajeándose frente a nosotros. Al días siguiente le pedí que le acompañe a mi mujer a trotar. La mandé con un short lycra y sin sostén, con mis instrucciones, en la mitad del recorrido, le puso aceite en las piernas y sé que se acercó un poco a la raja. Luego, en la casa, le invité a que se quede cuidando a mi esposa porque en la noche saldría a jugar cartas. Luego observé como miraban acostados en! la cama una película algo cachonda que les dejé preparada, poco a poco, lo vi al chico acercarse, hacerle cosquillas, jugar. De pronto, hubo un beso pequeño, sorpresa. Un beso más profundo, manoseos de él. Ella tratando de no dejarse, hasta que comenzó a ceder, él le sacó el short, la camiseta, le mamó las tetas, la chucha, las piernas…y de pronto ví como una gran verga entraba en la chichita de mi mujer y cuando se cambiaron de posición, veían una nalga llena de vellos moverse con una fuerza tremenda hacia dentro y hacia fuera de mi mujer. Ella pedía más y más. Después al llegar yo, me recibió muy cariñosa he hicimos el amor como nunca. desde ahí mi relación mejoró hasta hoy.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *