Los Colores

La suave brisa de Levante acariciaba las hojas de los sauces del parque de Los Colores obsequiandoles con el movimiento que la naturaleza les ha negado. Los niños ya habian salido de la escuela y corrian detrás de latas y pelotas por el camino asfaltado de la parte baja mientras sus madres discutian sentadas en los bancos sobre el tamaño del pene de cierto Conde italiano.

Eva y Lola llevaban toda la tarde sobre el cesped de la parte alta del parque. Medio escondidas entre dos apartados sauces conversaban sobre sus trabajos y sus amantes entre caladas de porros y sorbos de agua mineral. La tranquilidad de la parte alta contrastaba con la hiperactividad de los mocosos que hacian de la parte baja del parque un autentico campo de batalla.

Entre gritos, lloros y risas de muchachos y muchachas paseaba la pareja de policias destinados a mantener un cierto orden en el parque. Ultimamente habian denunciado un par de hurtos en Los Colores y a fin de tranquilizar a las madres, cada tarde se paseaba una pareja de policias durante unas horas.

Eva estaba quemando el costo de entre sus dedos sin prisas mientras seguia con la conversacion. Lola apoyada en su codo escuchaba atentamente las palabras de su amiga, dedicandole toda su atencion. Fue esa la razon de que no se dieran cuenta que estaban siendo observadas. Cuando Eva levanto la vista de su mano para alcanzar el papel de fumar que le ofrecia Lola ya era demasiado tarde para desacerse de la china y de la mezcla.

-DNI por favor -pidio el policia.

-No hemos hecho nada agente, no molestamos a nadie -respondio Eva.

-Deje lo que lleva en la mano e identifiquense por favor.

Lola nerviosa y resignada busco en su bolso el Carnet de identidad -Aquí lo tiene -y se lo alcanzo a la policia que iba de acompañante. La policia saco una libretita de su bolsillo y empezo a tomarle los datos.

Mientras tanto el otro policia requisaba la china de hachis y le volvia a pedir la documentacion a Eva.

-No llebo carnet de identidad señor, lo he dejado en casa -respondio Eva con rostro de consternacion.

-¿Donde vive?- pregunto el agente de la ley.

-En Poeta Luis Fum ¿Qué va a pasar agente? Nosotras no haciamos nada -dijo Eva.

-No se ponga nerviosa, solo necesito sus datos, despues pueden irse. Les llegara una notificacion y probablemente tengan que pagar una multa -afirmaba el policia con voz tranquilizadora- Su casa no esta lejos, le acompañare para que me facilite su documentacion y asi no tendra que acompañarme a comisaria. Mientras tanto mi compañera acabara de tomarle los datos a su amiga y rellenara unos informes.

-De acuerdo ¿Me esperas aquí Lola? -pregunto Eva con voz triste.

-Si, claro.

Eva se alejaba junto al agente mientras veia a lo lejos a la policia cacheando a su amiga Lola. Pronto llegaron a su portal y tras un eterno viaje en ascensor llegaron hasta la puerta de su piso. El policia tambien se habia sentido incomodo en el ascensor. Era un ascensor antiguo muy pequeño y ni uno ni otro sabia hacia donde mirar.

-Esta en mi cuarto, ahora se lo traigo -dijo Eva.

-Espere un segundo, no puedo dejarla sola sin registrala. Debi acerlo antes pero………….

Eva sabia que no llebaba nada encima asi que no se nego. Habia visto demasiadas peliculas americanas y

sin esperar ninguna orden se puso de espaldas contra la pared con las manos en alto y las piernas separadas. Llebaba una falda larga y una camisa de tirantes y el policia se quedo mirandola sorprendido de su docilidad. Tal escena le provoco una ereccion y empezo a fantasear con la mujer que tenia delante, joven, guapa y generosa en sus curvas. Tardo casi un minuto en empezar el reconocimiento y se alegro de que ella estubiera de espaldas y no pudiera ver el enorme bulto que sobresalia en sus pantalones.

Sin decir un palabra le paso las manos por el cabello primero, despues subio sus manos hasta las de ella que estaban en alto y apolladas en la pared y comenzo a bajar por sus brazos. Eva podia notar su respiracion en la nuca, caliente y humeda, y ella tambien empezo a humedecerse. Cuando el policia llego a sus axilas le provoco un cosquilleo que la hizo retroceder unos centimetros hacia atrás, los suficientes para que su espalda rozara el pecho del policia.. Su espalda apenas habia rozado el pecho del policia pero su culo habia topado con algo duro, muy duro y prominente. Su culo habia sentido perfectamente el cuerpo del policia.

Eva no podia creerlo. El policia que tenia detrás estaba empalmadisimo y a juzgar por el subito contacto tenia una buena polla. El policia se estaba excitando mas y mas. Sentir el impresionante y respingon culazo de su reo lo turbo mas todabia. Ahora tocaba diferente. Continuo descendiendo por el cuerpo de Eva pero ahora mas lento. Apenas recorrio unos centimetros mas cuando Eva que habia retirado su culo del bulto volvio a echarse hacia atrás pero esta vez despacio. No habia sido un reflejo. Ahora Eva tambien notaba unas cosquillitas pero no eran las mismas. Las manos del policia estaban en los laterales de las tetas de Eva y ella queria volver a sentir su polla entre su culo. Queria provocarle. El policia no retrocedio cuando noto la presion del culo de Eva contra su paquete. Recorrio sus pechos hasta los pezones y siguio con el reconocimiento. Ahora exploraba la parte del vientre y notaba la electricidad que le recorria todo el cuerpo. Sus manos rodeandole el tronco mientras su falo establecia el segundo punto de contacto. Cuando ya no pudo bajar mas alla del vientre retiro sus manos suavemente y las puso sobre su espalda. Tubo que retirar su pene del trasero de Eva para recorrerle la columna aunque pronto vovio a establecer contacto fisico con sus posederas solo que esta vez con sus habilidosas manos.

Queria pellizcarlo, azotarlo, morderlo…. pero no lo hizo. Paso del culo directamente a los tobillos y subio muy lentamente reconociendo cada una de sus piernas por separado. Primero rodeo con sus manos el tobillo izquierdo y subio hasta la entrepierna. Fue entonces, al percibir la desmesurada humedad de la chica, cuando decio dar rienda suelta a sus fantasias. Retiro su mano acariciando el muslo y rodeo el tobillo derecho, subia mas lento, apretando y aflojando sus dedos. Cuando llego a la entrepierna presiono mas, hasta que topo con su coño. Eva tenia las piernas bien abiertas y la mano del policia presionaba su raja. Su vagina estaba encharcada y deseosa de ser rellenada.

El policia dejo su mano presionandole el coño unos instantes y dijo incorporandose:

– Pongase contra esa mesa, voy a tener que explorarla mejor -El policia cogiendo a la chica por la nuca señalo una gran mesa que habia detrás de ellos. Dieron dos pasos y el policia que aun estaba detrás de ella cogiendola de la nuca la coloco delante de la mesa haciendo que se flexionara hasta tener la cara contra la madera dejando su culo en pompa. Eva sin previa orden abrio bien las piernas y levanto todo lo que pudo su culazo.

Ahora el policia tenia de nuevo su verga contra su culo, solo que ahora él presionaba fuertemente. Todavia tenia agarrada de la nuca a la chica presionando su cara contra la mesa impidiendo que esta pudiera cambiar de posicion. Con la otra mano le levanto la falda dejandosela por encima de la espalda.

Eva no dijo nada y él retiro poco a poco la presion de la nuca hasta que finalmente alejo la mano completamente. Entonces se agacho y miro el delicioso trasero de su victima. Eva llebaba un tanga y esa vision tan exquisita lo enfervorizo aun mas. Desplazo el tanga a un lado e introdujo un dedo dentro de su vagina. Eva lanzo un gemido de placer. Estaba muy humeda y el policia no tardo en introducirle dos dedos. Eva movia su culo en circulos y el policia se abroncaba mas y mas. Acerco su cara a la raja y retiro sus dedos para introducir su lengua dentro. Queria lamerle las entrañas. Los dedos chopados por el flujo ahora recorrian en circulos el ano de la chica. Ella echaba el culo hacia atrás para que se los metiera,los dos. Primero entró el anular y despues el corazon. El policia enferforeció con los gemidos de Eva y con un movimiento se incorporo.

Volvio a coger a Eva de la nuca mientras que con la otra mano se desabrochava la cremallera rapidamente. Se saco la polla y agarrandola con la mano la guio hasta la entrada del coño de Eva, retiro su mano y la penetro fuertemente. Su falo entro en el conejo de Eva como un huracan. Ella lanzo un grito, seguido de gemidos. Estaba bombeando contundentemente, fuerte y rapido. El culo de Eva no tardo en ponerse rojo de los tremendos impactos que recibia. Él dejo su nuca y la cogio del pelo echando su cabeza hacia atrás, entonces le mordio el hombro y le chupo el cuello hasta llegar a su boca mientras le penetraba mas fuerte. Despues vovio a poner la cabeza de la chica contra la mesa y echo el torso hacia atrás todo lo que pudo para penetrala mas hondo. Estaba a punto de correrse cuando empezo a azotarle el trasero al ritmo de las embestidas. La leche empezo a brotar de sus huevos que se movian como un pendulo loco y empezo a encharcarla todavia mas. Su semen emergia generosamente. Salia caliente y espeso, y él se lo queria dar a probar pero no podia parar de embestir asi que vacio todas sus reservas y se derrumbo en la espalda de la moza. Queria quedarse quieto, sin sacar su falo de su amante. La beso en el cuello y se quedo inmobil durante un minuto. Despues se retiro y se brocho la cremallera. Eva tambien se incorporo, se puso la falda bien y lo miro.
El policia volvió solo a Los Colores, caminó despacio y alegre, fumandose un cigarro, sin los datos de la delincuente y sin su leche, pero con el brillo de los fornicadores en su mirada.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *