Mi cuñada

Hola, mi nombre es cristina y tengo 18 añitos, me considero muy hermosa, soy de piel trigueña, cabello castaño, cuerpo hermoso, etcetera, etcetera, y debo confesar que me atrae mas el sexo femenino que el masculino, pienso que las mujeres somos mucho mas tiernas y los hombres son un poco rudos.

Bueno, mi historia empieza cuando conoci a la novia de mi hermano Alonso llamada Karen, me gusto desde el primer da en que la conoci, eran sexy y tan buena que los pensamientos mas impuros se me pasaron por la mente. Aunque no habia tenido relaciones sexuales con ninguna mujer, si habia mirado algunos videos de lesbi porno, y me parecian de maravilla y me moria de ganas por probar una mujer, sin importar su edad.

Una tarde mi hermano, me llevo a cine con su novia que por cierto cada dia me gustaba mas y mas y queria demostrarselo , definitibamente me estaba volviendo loca, y ella ni se daba cuenta. Para esto yo me hice muy amiga de ella, sonreiamos, le decia que es preciosa, etc… bueno, ya estando en el cine me toco sentarme al lado de ella, las dos estabamos en minifalda y cuando mi novio se descuidaba yo le tocaba sus piernas y le quedaba mirando fija y deseosamente, entonces fue el instante en que ella se dio cuenta de que me gustaba un resto, y se sorprendio, y luego en el intermedio de la pelicula mi hermano se fue a comprar comida, entonces nos quedamos y fue entonces en donde explote y le dije que ella me gustaba muchisimo, y me dijo que yo estaba loca , y yo le conteste que era por ella, entonces me sonrio con una mirada muy sexy, con lo cual sellamos con un beso muy rico y profundo, creo que duro un interminable minuto, en donde ella me dijo que le encanto y yo le dije que cuando regresara mi hermano fueramos a terminar lo que empezo al baño, y ella me respondio afirmativamente, por lo cual me senti muy feliz. Cuando regreso mi hermano despues de un instante fuimos al baño, y con paso apresurado fui detras de ella tocandole ese precioso culo… y cuando cerramos la puerta del baño nos besamos desesperadas, y susurrando le dije que le haria lo que me pidiera y ella me dijo que le besara el culo sin descansar, por lo cual yo accedi rapidamente le levante su minifaldita y le bese sus nalgas redondas, y le abri a lenguetazos su precioso ano, y se lo comi con toda mi alma, luego procedi a comerme esa rica cuquita, por lo cual ella gritaba de pasion, y luego hicimos el sesenta y nueve y tambien me comio el culo y la cuca.

Por ultimo nos dimos un beso profundo y lo prometimos hacerlo al dia siguiente, y hasta que nos aburrieramos, aunque todavia no me aburro y ya han pasado veinte dias y mi hermano no se ha dado ni cuenta.
Siempre recordare a Karen como la primer mujer que me hizo muy feliz….

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *