Todo lo que se puede hacer en un bar

Llegamos al bar y es un bar de chicos y chicas, pero mantiene la luz a media candela, o sea baja, de repente fuimos a la pista de baile y estuvimos bailando en grupo, en esos momentos, Carolina, una chica preciosa, de pelo largo negro, pechos bellos y un cuerpo, amiga muy linda, se le cayó un arito y cuando se agachó me di cuenta que no andaba con bragas sino unas medias muy finas a la cadera y abertura en medio con ligas me quedé tonta, un clítoris muy lindo y excelente, me excité mucho amiga, y entonces cuando se para, seguimos bailando y me atreví, estabamos tomadas y le dije: “Carol, me gustan tus medias y lo mejor es que no llevas nada”.

Cuando le dije eso solo se sonrió y ella me dijo: “Atrévete, andas hermosa y me gustan tus pechos, lo hacemos al rato”. Yo quedé excitada y nos separamos del grupo y nos fuimos a un rincón de la pista entonces cada una se corrió el pelo de la cara y nos besamos fuerte muy fuerte, de repente sentí como sus manos me subían mi mini y su dedo entraba en mi clítoris, me lo metió hasta el fondo, y yo también, si supieras que excitante es estar en un bar, o sea discoteca básicamente es la gente bailando y tu ahí haciéndolo, fue maravilloso, después me recostó en un costado, en una metidita de la disco y me sentó abrió mis piernas me quitó mi braga y me mamó, de repente que pasa una chica y nos quedó viendo yo primero la quedé viendo sorprendida pero después nos miramos mientras mi amiga me comía y nos lanzamos besos y ella se tocó su clítoris y yo cerré mis piernas presionando a mi amiga, esa sensación hizo que ella me mamara mas fuerte y dentro terminando en su boca mis líquidos muy húmeda, y antes de salir la otra chica me dio su número de teléfono para que nos viéramos algún día, me sonríe y nos fuimos.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *