Un polvo inolvidable

Tengo en la actualidad 29, para entonces contaba con 21 tenia un amigo que estudiamos juntos en un colegio de hombre, nunca antes me habia fijado en otros hombres ya que me gustan mucho las chicas, luego de que nos graduamos nos veiamos con mas frecuencias ya que enpesamos a trabajar juntos, desde entonces empezo un sin numeros de fantasias en la que yo deseaba mamarle el guevo a mi amigo, no fue sino hasta una noche en que estuvimos tomando unos tragos y el tuvo que dormir en mi casa porque estava muy embriagado como es de esperarce tenia que dormir en mi habitacion cosa que me encanto, cuando nos fuimos a dormir yo disimuladamente comense a meterle las manos por el carsonsillo tratando de tocasle la tranca, al principio el se mostro esquivo pero cuando se le puso dura se movio para facilitarme el trabajo, cuando note su cooperacion le corri el carsoncillo hasta que pude liberar ese hermoso animar que tanto habia deseado, de immediato comense a mamarlo como desesper! ado el se puso de esparda para que yo lo metiera todo en mi boca cosa que hise sin esperar lo chupe de tal forma que el se me corrio en mi boca aun la corrida fue de pelicula ese guevaso que tenia no bajava por lo que me desnude completo y le abri mu culo para que me la metiera toda, El introdujo uno de sus dedos para ubicar el hoyito y lugo me puso ese enorme cabeza en la entrada enpezo a empujar suavemente hasta que entro completamente, yo en cambio me masturbava como loco hasta que nos vinimos los dos al mismo tiempo, sin decirnos ni una palabra nos dormimos y hasta la fecha no hemos hablado del asunto yo aunque estoy casado en la actualidad aun me pajeo con el recuerdo de lo que paso, y si les soy sincero aun deseo volver a mamarle esa tranca y de sentirla en mi culo, de hecho mi esposa de ves en cuando me mete un dedo en el culo para que me venga mas rapido.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *