La maestra del jacuzzi

hola, me llamo karen m., tengo ahora 21 años y quiero relatarles algo que hasta hoy, cuando lo recuerdo, me estremece y me pone la piel de gallina.

todo sucedio cuando tenia 16 años, yo era una chica que recien despetaba a la vida, en el colegio lo chicos siempre me solicitaban pues no he sido ni soy fea ( ahora mido 1.75 soy rubia ojos cafes, y sobre todo buen trasero), pero nunca pasaba de algunos besitos y mimos.

cierto dia se mudaron al piso de arriba (yo vivia en un edificio de tres pisos) un matrimonio sin hijos, el era alguien en quien nadie repararia : unos 40 años, gordo, semi calvo, y sobre todo nada simpatico, ella si era interesante, unos 35 años, alta, blanca, cabellos castaños hasta el comienzo del culo, ojos azules y muy elegante.

pasaron tres semanas, y un dia salgo a mi puerta y la encontre a ella ( se llamaba eva ) limpiando el pasadizo, la salude, y ella me contesto :

– hola linda, como te llamas?

yo conteste :

– karen

ella dijo luego :

– hola soy eva, me acabo de mudar arriba tuyo, parece que seremos vecinas, espero que me visites, mi esposo trabaja hasta muy entrada la noche y me aburro sola.

respondi:

– la verdad señora seria un gusto visitarla, pero no quiero molestar.

dije esto pensando “esta tia debe ser una aburrida, de que voy a hablar con ella”. pero ella dijo mirando mi casaca de jean con un pin de rolling stones:

– tengo musica de los rolling y otras mas, no creas soy una vieja anticuada, te espero.

se volteo y se fue, yo sinceramente, no tenia interes por visitarla, pero algo quedo en mi mente.

como siempre tenia clases de ingles los sabados por la mañana, mi madre salia de compras, mi padre estaba en el trabajo y mis hermanos, todos mayores, salian a pasear o a perderse por alli, asi que la casa quedaba cerrada, ya que yo no regresaba hasta las 4 por lo menos y mi mama no me daba la llave aun, asi que si por equis motivo salia temprano me iba a casa de alguna amiga del barrio a conversar.

un sabado, no hubo clases asi que regrese a las 10 a mi casa, estaba todo cerrado, asi que ya me iba a ir a donde una amiguita que vivia mas alla cuando de pronto, mi vecina eva aparecio y me dice: – hola linda, que haces sola afuera? respondi : – hola señora, lo que pasa es que no tengo llave y no puedo entrar.

ella contesto: – pero ven a mi casa, almuerzas conmigo, y vemos tele, que vas a hacer sola aqui, ah y otra cosa no quiero que me digas señora, me haces vieja, dime eva o evi.

entramos a su departamento, era amplio, todo alfombrado, unos sofas de cuero negro lindos, y espejos en cantidad.

no sentamos en el estar y puso musica, y me dijo: – quedate aqui, yo voy a ponerme comoda, porque como es verano en la casa ando mas ligera, espero no te incomode.

luego regreso con una batita de algodon, y cuando se sento comprobe que no tenia ropa interior, algo en mi se sobresalto en ese momento, era una mezcla de temor y emocion, algo que no podria describir. tenia un bonito cuerpo, senos grandes y su mirada era penetrante.

me dijo entonces:

– porque no entras al baño a refrescarte, tengo un jacuzzi espectacular, y lo uso sola, porque mi marido odia estas cosas. ven que adentro tengo toallas y una bata, asi estaras mas comoda.

fuimos al cuarto de baño y me dejo sola para que me desnude, lo hice y entre al jacuzzi, era amplio en verdad, luego ella entro tambien, y ahora si sentia como que mi sangre hervia.

me pregunto varios temas, conversamos como viejas amigas, comenzamos a hablar de sexo, y ella me dijo:

– sabes, hay que saber besar, una tiene que tener estilo respondi: -si, pero soy nueva en esto eva dijo: – mira, te voy a mostrar, pero acecarte para jabonarte la espalda se puso a un costado mio y mientas pasaba su mano por mi espalda, me hacia gestos de como besar, pero eso no era suficiente asi que dijo: – hagamos la prueba karen, junta tus labios con los mios

y ahora si senti una explosion, algo que nunca habia sentido, me beso y yo correspondi, como no lo habia hecho con nadie, mientras su mano bajo a mi vagina y comenzo a frotar el clitoris, su otra mano acariciaba uno de mis senos.

mis pezones estaban durizimos, mi vagina estaba completamente caliente, latia, luego introdujo un dedo en mi ano.

grite de placer, mientras ella me enseñaba a jugar con sus tetas enormes, me hizo sentar al borde del jacuzzi y ocmenzo a lamer mi concha.

ella decia

– cariño, que rica conchita tienes, ahora quiero probar tu ano con mi lengua.

y comenzo a lamerme el culo, luego ella saco de una maletita un dildo de doble cabeza, y lo puso en su vagina y la otra punta en mi ano.

me estaba destrozando de dolor pero era un dolor delicioso, ella se movia freneticamente.

termine exausta, nos secamos y desnudas vimos la tele en su cama sin dejarnos de besar.

esto se repitio durante 3 hermozos años, pero luego ella viajo con su esposo, y mi familia tambien se mudo. sigo teniendo experiencias lesbicas pero como esa mujer ninguna. lo ultimo que supe de ella es que estaba en eeuu, la verdad la hecho de menos, pero ahora tengo una amiguita que me ayuda a olvidarla, ella es pamela y talvez la proxima les cuente como se la arrebate a su novio.

chao y hasta la proxima, suerte¡

Acerca del autor
Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *